La eficiencia del manejo de drones en laderas se puede ver claramente en el ejemplo de las aplicaciones en paltos que se realizan a través de helicópteros, que avanzan a una altura distante del objetivo y trabajan con gotas cargadas electrostáticamente.

“En varias ocasiones nos ha tocado ver pulverizaciones poco eficientes, donde un porcentaje importante se evapora camino al objetivo, debido a la alta carga electrostática y a la velocidad del viento y altura de la aplicación. Así, lo que finalmente llega al árbol son las gotas más gruesas, lo que a su vez deriva en una baja cobertura, que se radica solo en la copa del objetivo”, señala Peña.

Esto no sucede con los drones optimizados para estas tareas ya que pulverizan desde una distancia más cercana -a unos 2 metros de la copa del árbol- y a una menor velocidad, con lo que se consigue una mejor cobertura.

Para el especialista, los drones, además, son una herramienta interesante cuando se deben llevar a cabo aplicaciones en cultivos con estados fenológicos avanzados o luego de eventos determinados, como puede ser una lluvia.

“En estos casos, donde no se puede entrar con un tractor y una pulverizadora tradicional, debido a que se puede dañar parte de la producción, los drones son una muy buena alternativa”, asegura Peña.

Contáctanos

Teléfono: +56 9 4225 4609 
Email
: contacto@agrospray.cl

Contáctanos